TRANSFORMAR CHILE ES HOY MÁS URGENTE QUE NUNCA

Las elecciones de Consejeros Constitucionales recién desarrolladas, dejan claro que existe un gran número de personas que no nos sentimos convocadas por el proceso de reforma constitucional impuesto por los partidos políticos del Congreso. 

El proceso de cambio constitucional, que suponía procesos de transformación a través de una asamblea constituyente no logra consolidarse, y ha derivado en un espacio elitario, antidemocrático, que busca cerrarel paso a la posibilidad de que emerja una opción transformadora. 

La elección del 7 de mayo continúa mostrando la crisis de representación. Las candidaturas propuestas por los partidos políticos del campo del apruebo no logran convocar los votos que obtuvieron en 2022 perdiendo cerca de 1.108.000 y los del rechazo pierden cerca de 1.799.000 votos. Se consolida el vaciamiento de los partidos tradicionales y emerge una opción de derecha extrema. Crecen los votos nulos, blancos y la abstención, superando los cinco millones, dejando abierto aún el desafio de la emergencia de una actoría que dispute la energía critica para constituir una fuerza desde el campo de la transformación. 

Por otro lado, vemos que los sectores más conservadores y autoritarios, que se han negado permanentemente al cambio constitucional,conquistaron una mayoría en el Consejo, lo que significa ponerle una lápida al proceso, detrás de una agenda extremista de seguridad. Estos sectores explotan los miedos más profundos de las familias, sin proponer ninguna respuesta a las necesidades urgentes de millones de personas, aprovechando las debilidades e indefiniciones de los partidos políticos tradicionales y del gobierno.

Por el lado de los partidos de gobierno, lamentablemente no ha habido ni fuerza ni convicción para avanzar en las transformaciones que Chile necesita, esquivando los temas de fondo, quedándose aislados e inmóviles, buscando alianzas entre los partidos políticos, cediendo ante las presiones de la derecha y dando la espalda a las comunidades y familias del país.

El escenario actual requiere de audacia y honestidad: audacia para enfrentar a la derecha y sus campañas del miedo, y honestidad para decir las cosas como son, sin maquillajes ni hipocresías. Los problemas, urgencias y dolores de Chile son profundos, no se resuelven agrandando cárceles o promoviendo leyes de gatillo fácil, tampoco aumentando el cupo de la tarjeta de crédito mientras crecen los intereses y la inflación, se requieren cambios profundos a nivel económico, político y social.

Transformar Chile es hoy más necesario y urgente que nunca, pues somos millones quienes no agachamos el moño frente a los abusos y engaños, que no nos dejamos llevar por el miedo y la desesperanza que buscan imponer. Desde los territorios vamos aTRANSFORMAR CHILE.

Transformar Chile, lunes 08 de mayo de 2023

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *